martes, 30 de septiembre de 2008

Zaguanes y arcos de medio punto...


Encaminándose desde la Catedral hacia el Oeste por la ladera propiamente dicha de la colina se llega a la parte más antigua de la ciudad de Eivissa. Aquí las casas aparecen menos aglomeradas, y aunque pequeñas, resultan más espaciosas que las del resto de la villa. Están cubiertas de tejas y suelen poseer un zaguán iluminado tan sólo por la luz que alcanza a penetrar en él a través de la puerta de entrada, la cual aparece las más de las veces configurada como arco de medio punto. Desde dicho zaguán, una angosta escalera con barandilla generalmente de madera asciende a lo largo de la pared hasta el segundo piso.


Archiduque Luís Salvador.
Las antiguas Pitiusas. La ciudad de Ibiza. 1869.

2 comentarios:

Rachel dijo...

Hola, qué bonita zona y la arquitectura fantástica, como me gusta visitarla, me transmite mucha paz dar paseos a media tarde por la zona de la Catedral. También bonitas palabras las que dedicas. Saludos, Rachel.

Juan Pacheco dijo...

Gracias Rachel.
Bienvenida, y si alguna vez necesitas un guía particular por la zona estaré encantado.

Un cordial saludo.